viernes, 10 de febrero de 2012

Fetiches.

Voyeurismo





El voyeurismo es una de las parafilias más comunes, y consiste en excitarse observando a personas desnudas, no importa si realizan o no una actividad sexual. La mayor parte de los voyeur disfrutan masturbándose mientras miran, y el riesgo de ser descubiertos les resulta aún más excitante.



Exhibicionismo


El exhibicionismo consiste en excitarse al mostrar los genitales en un lugar público a personas desconocidas, normalmente del sexo opuesto. Por lo general los exhibicionistas son hombres heterosexuales, y sienten aún más excitación si la persona ante la que se exhiben se sorprende o asusta, lo que suele llevarles a masturbarse en público.

Sadomasoquismo


El sadomasoquismo es la unión de dos parafilias. Una es el sadismo, que es la excitación sexual producida al causar dolor, ya sea físico o psicológico, a la pareja. El masoquismo es justo lo contrario, y en él la excitación proviene de recibir golpes o humillaciones. En la actualidad es una práctica muy conocida, y las parejas sadomasoquistas suelen pactar el límite del dolor antes de mantener relaciones.

Fetichismo


Las personas fetichistas tienen intensas fantasías y se excitan con determinados objetos o partes del cuerpo. Hay incontables formas de fetichismo, como la altocalcifilia (excitación con zapatos de tacón alto), hierofilia (con cruces de cualquier tipo), hifefilia (con objetos ajenos, como ropa o pelo), podofilia (con los pies), necrofilia (atracción por los cadáveres) o hirsutofilia (por el vello corporal).

Erotofonofilia


La erotolalia consiste en excitarse cuando se está hablando se sexo, y si la excitación se obtiene al realizar llamadas telefónicas utilizando un lenguaje erótico, se trata de erotofonofilia.

Asfixiofilia


Las personas con asfixiofilia sienten un gran placer sexual al estrangular, asfixiar o ahogar a su pareja durante la relación sexual, siempre que se realice con el consentimiento de la otra persona y sin llegar a causarle daño.

Falofilia


Las personas que sienten una atracción inexplicable hacia los penes grandes tienen una parafilia sexual llamada falofilia.

Anisonogamia


La anisonogamia es una de las parafilias más comunes y aceptadas, y consiste en sentir atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor.

Merintofilia


La merintofilia o vincilagnia es la excitación sexual que se produce por estar atado, y es lo que en inglés se denomina "bondage".

Agorafilia

La agorafilia es una forma muy común de exhibicionismo, y consiste en sentir atracción y excitarse practicando sexo en un lugar público.

Coitolalia


Si hablas mucho en la cama, puede que padezcas coitolalia. Las personas con coitolalia se excitan al hablar mientras practican sexo. Y si lo que estimula son las palabras soeces o insultos, se trata de coprolalia.

Vampirismo


El vampirismo es una forma de masoquismo, y consiste en sentir excitación sexual cuando se nos extrae sangre. Si la excitación se produce por el uso de agujas, se trata de belonefilia.

Clastomanía


La clastomanía es otra de las parafilias sexuales más habituales, y consiste en excitarse rompiendo la ropa de la pareja sexual. Si la excitación procede de ensuciarla o dañarla, se trata de saliromanía.

Olfactofilia


También hay quien se excita a través del olfato, y en este caso las parafilias más corrientes son la olfactofilia, que se produce ante olor de la transpiración (especialmente de los genitales), y la ozolagnia, que es la excitación sexual causada por los olores fuertes.

Amomaxia


La amomaxia es una parafilia sexual que consiste en excitarse sólo cuando se mantienen relaciones sexuales dentro de un automóvil estacionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario